Información general | Tragedia de Once

28/04

0

A dos meses

El pasado domingo 22 de abril se llevó a cabo una marcha en conmemoración a las víctimas de la tragedia de Once a dos meses de que ocurriera. Los familiares partieron desde el andén 2 de la estación y luego entregaron lazos negros en distintos puntos de la Ciudad reclamando justicia. Por Joaquín Ramírez Souto Buenos Aires, 28 de abril de 2012. A las 12:30 horas comenzó la reunión de amigos y familiares de las víctimas en el andén 2 de la estación. La actividad prevista era encontrarse en el memorial que se construyó en el andén para luego caminar juntos hacia sitios como la Feria del Libro o el Planetario, repartiendo lazos negros antes de concluir nuevamente en el punto de encuentro.

Finalmente, el homenaje a sus seres queridos se extendió al Zoológico, la plaza de San Telmo, Alto Palermo Shopping, Abasto Shopping y la calle Florida, además de lo señalado, expandiendo la llegada a la sociedad con la meta de concientizar.
El padre de Lucas Menghini, una de las víctimas más recordadas recalcó el acompañamiento por parte de toda la gente del país, ya sea por el recuerdo o manteniendo en el pensamiento la interminable lucha por la justicia.

Además brindó datos actuales sobre el curso que toma la investigación: "Estamos esperando el resultado final de las pericias que van a estar sobre el próximo fin de semana. La tragedia no se dio por un solo motivo, fueron muchos que coincidieron para que esta tragedia sucediera. Las pericias darán con cada uno de los responsables".

Recordando

El 22 de febrero muchas familias sufrieron un duro golpe. Uno de esos de los cuales se hace difícil levantarse. La pérdida de un ser querido. Y miles vivieron largas horas de angustia hasta tener noticias de la suerte corrida por sus parientes.

La estación Once es un punto nodal para la vorágine diaria porteña, donde miles de personas se centran con el mismo objetivo de trasladarse, pero ese maldito día, en plena hora pico, una formación del Sarmiento impactó contra el andén a 20 km/h dejando el saldo de 51 muertos y más de 700 heridos. La tercera peor tragedia de trenes registrada en nuestro país hacía temblar a todos.

Traumática, la situación fue un calvario para la sociedad. Dos días de duelo y suspensión de carnaval. Desconcierto y falta de motivos fueron moneda corriente en boca de los responsables, amparando sus declaraciones en “velocidades habituales”, pero lo cierto es que hoy todavía no hay respuestas convincentes. El juez federal Claudio Bonadío está a cargo de la causa.



Un relato aterrador

Alrededor de las 8:00 horas del 22 de febrero una empleada de un local mayorista se subió al primer vagón del Ferrocarril Sarmiento en la estación de Merlo con rumbo a su trabajo sin saber que la formación luego chocaría contra la estación cabecera de la línea. Natalia Meza vivía junto a sus padres y una de sus hermanas. En esa casa su madre miraba televisión cuando vio el anuncio en el noticiero y se enteró del accidente. De allí en más la desesperación recorrió las venas de cada uno de sus familiares hasta que la encontraron en el Santojanni.

En su mochila llevaba su billetera, tres celulares del trabajo y un sobre con 700 pesos. De todo, sólo recuperó los dos celulares más viejos. Estuvo más de cuatro horas atrapada entre los fierros con fracturas en ambas piernas –una de ellas expuesta–, cortes en la cabeza y una tira de su mochila alrededor del cuello que le dificultaba respirar.

En propias palabras cuenta: “Antes de llegar a Morón, como subía más gente, me corrí a la ventanilla porque vi que nadie se ponía ahí. Y antes de llegar a Once, ya estaba esperando para bajar y ahí no me dio ni tiempo para mirar que se me vino todo encima. Ya tenía los fierros acá –se señala el cuerpo– y se me dio vuelta todo. No escuchaba nada, sólo el ruido de fierros, de vidrios… y después los gritos de la gente”.

Estaba boca arriba y terminó dada vuelta: "No podía respirar, sentía que el cuerpo se hinchaba, me faltaba el aire, quería agua, se me secaban los labios. Sentía que los bomberos iban cortando del otro lado y entonces empezaron a gritar todos. Me agarró desesperación porque yo sentía la sierra cerca y pensé que me iban a cortar. Un muchacho que estaba abajo mío, que lo estaba aplastando el mismo asiento que me aplastaba a mí, me empezó a decir que me calmara”. “Cuando me sacaron sentí que me habían sacado una pared de encima”.

Avances judiciales

Para el juez actuante, las responsabilidades por el hecho apuntan a funcionarios del Gobierno Nacional, a directivos de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA) y al conductor de la formación.

Por esta razón, el Dr. Claudio Bonadío citó a indagatoria a 30 personas, entre ellas los ex secretarios de Trasporte de la Nación Juan Pablo Schavi y Ricardo Jaime, los hermanos Sergio, Antonio y Roque Cirigliano, dueños de TBA y el motorman Marcos Antonio Córdoba.

La ronda de declaraciones comenzará el 7 de mayo y fueron también citados el actual y el ex presidente de la Comisión Nacional de Regulación del Trasporte, Eduardo Sícaro y Pedro Ochoa Romeo y el subsecretario de Trasporte Ferrociario, Antonio Luna.

Para el juez se encuentra “configurado el estado de sospecha” para llamar a indagatoria, tras recibir los primeros informes periciales que los expertos ferroviarios realizaron sobre el tren. A esta información se suman otros informes sobre los subsidios recibidos del Estado por la empresa y las malas condiciones de funcionamiento de los trenes. Para el fiscal actuante en el caso, Federico Delgado, estas informaciones dan cuenta de una situación de “desidia” y “muchas negligencias” que “fueron eslabones de una cadena que se cerró el 22 de febrero”, cuando ocurrió el choque del tren contra el anden de la estación.

Por esta razón el fiscal pidió que los acusados sean indagados por los delitos de atentar contra la seguridad del tránsito, que tiene una pena de dos a seis años de prisión en caso de descarrilamiento u otro accidente, y por peculado por la malversación de fondos públicos, que se castiga con penas de dos a diez años de prisión.

Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario