Política | Anunció que citarán a funcionarios porteños con la “fuerza pública”

28/04

0

Tomada reclamó que Macri resuelva el conflicto del subte

El gobierno nacional advirtió el jueves que citará por la fuerza pública a las autoridades de la Ciudad para que concurran a resolver los conflictos en el subte. Así lo anticipó el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, en una conferencia de prensa en la que sostuvo que “la resolución” del tema “le corresponde al gobierno porteño”. Por Mailén Sosa Buenos Aires, 28 de abril de 2012. El ministro de Trabajo exigió que los funcionarios de Macri se presenten a una audiencia con la empresa Metrovías y la UTA. Desde la Ciudad respondieron que no irán. Fue el mismo día que los trabajadores representados por los metrodelegados cumplieron un paro de cinco horas.

Macri devolvió los subtes una semana después del accidente del tren del Sarmiento en la estación de Once. La discusión por el traspaso se judicializó, y aunque el Congreso nacional dispuso por ley que fueran pasados al gobierno porteño, él mantuvo su rechazo a hacerse cargo. En esta situación se llegó a la fecha en la que deben realizarse las paritarias.

La medida que adoptaría la cartera de Trabajo no será inmediata, ya que primero el ministerio llamará a los funcionarios de Macri a una nueva audiencia con la empresa Metrovías y el sindicato Unión Tranviarios Automotor (UTA). De todas maneras, desde el gobierno porteño sostuvieron que no irán. La vicejefa María Eugenia Vidal consideró que las declaraciones de Tomada fueron “una bravuconada”. “El no tiene poder para convocar por la fuerza a nadie”, consideró. También el secretario de Transporte porteño, Guillermo Dietrich, dijo que mandarlos a buscar con la policía “no es posible porque sería ilegal”.

Vidal le contestó a Tomada por radio. “Es lamentable”, dijo la vicejefa. El secretario de Transporte macrista, Guillermo Dietrich, fue el encargado de salir a argumentar. “Tomada sabe que se trata de un conflicto entre la empresa Metrovías y sus empleados y en el que tendría que interceder el gobierno nacional. Nosotros no tenemos nada que hacer ahí”, devolvió la pelota. El funcionario porteño admitió que “eventualmente, en un futuro puede haber un traspaso al Gobierno de la Ciudad”, pero marcó que en la situación actual la Ciudad no tiene nada que ver.

Tomada, acompañado por la viceministra Noemí Rial, se quejó en la conferencia de prensa de que los funcionarios de la Ciudad faltaron a tres audiencias anteriores, por lo que dijo que el ministerio “renovará la convocatoria a una nueva audiencia a la que citaremos a las partes, a Metrovías, a la UTA y a las autoridades de la Ciudad bajo apercibimiento de ser citados por la fuerza pública”. El ministro insistió en que es necesario que los funcionarios se presenten “a ayudar a la solución del problema que afecta a millones”.

En la rueda de prensa, Tomada remarcó que el ministerio llamará a la negociación paritaria a la UTA y no a los metrodelegados, aunque reconoció su derecho a reclamar mejoras a Metrovías. “Ante la inacción de la empresa y del Gobierno de la Ciudad, se entablarán conversaciones con la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y les pediremos que hagan un aporte a la paz social para que en los próximos días podamos tener el clima necesario para que Metrovías y la Ciudad encuentren una solución.”

El escenario no sólo es complejo por el conflicto del traspaso de los servicios. Además, la negociación sobre salarios y condiciones laborales se hace por separado con dos sindicatos, la Unión Tranviarios Automotor y la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (Agtsyp).

El gremio de los metrodelegados hizo el jueves un paro de cinco horas en reclamo de que Metrovías abra con ellos una negociación paritaria. La medida dejó sin servicio a las seis líneas del subte y el Premetro entre las 11 y las 16. La legislación argentina habilita a negociar salarios sólo al sindicato con personería gremial, que en este caso es la UTA. La Asociación Gremial, nacida como una escisión, es en lo formal el segundo sindicato dentro del subte, pero en la práctica tiene tanta representatividad que año a año consigue sentar a Metrovías a negociar, si no salarios, condiciones de trabajo.

En la rueda de prensa, Tomada remarcó que el ministerio llamará a la negociación paritaria a la UTA y no a los metrodelegados, aunque reconoció su derecho a reclamar mejoras a Metrovías. “Ante la inacción de la empresa y del Gobierno de la Ciudad, se entablarán conversaciones con la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y les pediremos que hagan un aporte a la paz social para que en los próximos días podamos tener el clima necesario para que Metrovías y la Ciudad encuentren una solución.”

Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario