Información general | Avanza la desocupación en la ciudad

24/03

0

Un trabajador de cada 4 está precarizado

El Indec porteño informó que el desempleo pasó del 6,8% al 8%. Los subocupados ya son el 9,2%. Además, el 27% de los trabajadores está precarizado, sin descuentos jubilatorios ni seguridad social. Y son mayoría entre las mujeres. La conclusión surge de datos oficiales publicados por la Dirección de Estadística y Censos porteña (DGEC). Por Joaquín Ramírez Souto Buenos Aires, 24 de marzo de 2017. El panorama social de la Ciudad está en franco deterioro y crecen la precarización y el desempleo. La conclusión surge de datos oficiales publicados por la Dirección de Estadística y Censos porteña (DGEC). La Encuesta Trimestral de Ocupación e Ingresos (ETOI) del último período de 2016 confirma que el desempleo subió el año pasado del 6,8% al 8%.

“En la comparación con el cuarto trimestre del año anterior, se registró un aumento en la tasa de actividad, especialmente en los varones, en los menores de 30 años y en la población con nivel educativo hasta superior incompleto. En paralelo, hubo relativa constancia en la tasa de empleo”, informó la DGEC. La tasa de actividad mide la cantidad de personas que buscan trabajo, en tanto que la de empleo, refiere a aquellos que trabajaron al menos una hora (leyó bien) en la semana en que se realizó el estudio.

“El peso de la población asalariada se mantuvo en la comparación interanual (se ubica en 76,8%), pero aumentó el peso de los que están en condición de precariedad, es decir de los que no les efectúan descuentos jubilatorios y tampoco aporta por sí mismo a la seguridad social (27,0%), especialmente en las mujeres.”

El 75,5 % de los hogares porteños tienen como jefe de hogar a un asalariado. En el último trimestre de 2015, el 21,2 de ellos trabajaba “en negro”. Pero en el último trimestre de 2016 treparon al 25,5%. “Poco más de 1 de cada 4 hogares con jefe asalariado se encuentra en condición de precariedad, es decir al jefe no le realizan descuentos jubilatorios y tampoco hacen aportes. Esa proporción asciende al 29,4% cuando el jefe es el único miembro ocupado”, explican en Estadística.

La precariedad impacta inmediatamente en la calidad de la cobertura médica: “El 55% de los hogares tiene exclusivamente la cobertura de salud que se origina en el trabajo registrado actual o pasado: obra social, mutual o prepaga vía obra social. El 22% de los hogares depende de la cobertura del sistema público únicamente (11,2% para todos sus miembros y 10,8% para al menos uno de ellos. El resto tiene a todos sus miembros con plan de medicina prepaga (9,8%), o mutual, emergencia médica o más de un tipo de cobertura (13,1%),” concluyó el Informe Laboral.



Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario