Legislativas | Nuevo Jefe policial

26/01

0

Denuncian "historial represivo"

El bloque Unidad Ciudadana de la Legislatura porteña impugnó al nuevo jefe de la Policía de la Ciudad, Carlos Arturo Kevorkian, por su "historial represivo" y su formación en la Policía Federal, durante los últimos años de la dictadura cívico – militar que asoló la República Argentina de 1976 a 1983. Por Martín Pérez Díaz
Buenos Aires, 26 de enero de 2018. El kirchnerismo presentó el lunes pasado el pedido de impugnación en la oficina del ministro de Justicia y Seguridad, Martín Ocampo. El funcionario porteño y el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, ungieron a Kerkovian tras siete meses de acefalía luego de la crisis por la salida del primer jefe policial José Pedro Potocar, detenido e investigado por integrar una red de coimas.

Los diputados porteños indicaron que la trayectoria y perfil del nuevo titular de la Policía de la Ciudad "nada tiene que ver con el modelo de policía de cercanía que mantiene como uno de sus principios rectores la actual fuerza". De acuerdo al kirchnerismo, el PRO tiene la costumbre de nombrar "funcionarios formados en cuerpos policiales de raigambre autoritaria y sustancialmente alejados de los principios rectores de las nuevas Fuerzas Policiales y de Seguridad". En ese sentido, se aclara que "no detenta una formación propia de las características que la legislación sino que fue puntal y conducción desde los inicios de una fuerza que sufrió gravísimos vaivenes y contramarchas que pusieron en peligro su institucionalidad".
 
Kevorkian, que tendrá rango de subsecretario y recibirá órdenes políticas de Ocampo, ingresó a la Federal en 1971 y cumplió 36 años de servicio hasta que ingresó a la Metropolitana, merced a su relación con Jorge "el Fino" Palacios, primer jefe policial de la fuerza creada, implicado en el escándalo de las escuchas ilegales que sacudió al gobierno de Mauricio Macri.

Por eso, el kirchnerismo sostiene que Kevorkian, hasta hace unos días subjefe policial, "pertenece desde el día cero a la conducción de una fuerza que debiera brindar tranquilidad a los porteños y porteñas" pero que "desde sus inicios ha dado vergüenza". Los legisladores asociaron a Kervorkian con sucesivos desbordes represivos protagonizados tanto por la Policía de la Ciudad como por la (ya extinta) Policía Metropolitana, fuerzas en las que el oficial ocupó lugares jerárquicos y de conducción cuando ocurrieron distintas "intervenciones violentas".

Entre las observaciones hechas contra Kevorkian figuran la "represión y las detenciones" tras las manifestaciones organizadas por Ni Una Menos y por la aparición con vida de Santiago Maldonado. También la represión contra las movilizaciones de la reforma previsional y, años antes, la represión a médicos y trabajadores del Hospital Borda y a los periodistas que cubrían el desalojo de la Sala Alberdi.

Además, Unidad Ciudadana subraya en la impugnación el "largo derrotero de designaciones altamente cuestionables", con los casos Palacios y Potocar como vidriera de la mala puntería macrista para elegir jefes policiales. En ese sentido, los impugnantes señalan que Kerkovian "convivió de manera cercana con todos los jefes previos".

"Lejos de ser una casualidad, deja en evidencia la ferviente vocación del Ejecutivo por delegar el mando de la fuerza en figuras con marcado perfil represivo, entre otras cosas producto de las características específicas de la formación policial de los mismos y vinculados a la corrupción policial", rugieron los diputados kirchneristas.

"Su propuesta como jefe no puede ser interpretada con la intención de dotar a la nueva institución de un carácter superador de los vicios del pasado sino un continuador del costado represivo y vinculado a la corrupción policial que la fuerza viene desarrollando desde sus orígenes", agregaron.

Por otra parte, en la impugnación se señala la "falta de información" sobre el legajo de Kerkovian. Además, se agregan cuestionamientos al "análisis" sobre los antecedentes del nuevo jefe policial. "No fue todo lo exhaustivo que la conformación de una nueva fuerza con nuevos paradigmas requería", suscribieron los diputados K. A su vez, criticaron la decisión del oficialismo porteño de avanzar con la designación durante el verano. Según el kirchnerismo, el Gobierno de Rodríguez Larreta está "haciendo todo lo posible para que la misma pase desapercibida intentando obturar la participación amplia de los habitantes de nuestra Ciudad". 

Por último, con respecto al "historial represivo" que pesaría sobre Kerkovian, el kirchnerismo exhibe el antecedente de Fernando Blanco, un joven hincha de Defensores de Belgrano que falleció días después de una represión de la Policía Federal luego de un encuentro entre ese equipo y Chacarita en el estadio de Huracán. Según la investigación de Unidad Ciudadana, el jefe de la Policía de la Ciudad estuvo a cargo del operativo de seguridad que efectúo la Policía Federal ese día.
 
Además, se pone el ojo en la designación de Guillermo Daniel Galdame como director de Investigaciones y Cooperaciones Judiciales de la Metropolitana. Este hombre trabajó bajo la órbita de Kerkovian y es un ex agente de la Federal que estuvo "imputado en la represión del 19 y 20 de diciembre de 2001". De acuerdo a la información de Unidad Ciudadana, Gadame "formó parte de las brigadas que recorrieron la Ciudad disparando sobre la multitud con armas de fuego y munición de guerra".


Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario