Información general | Multitudinario reclamo

23/11

0

Los enfermeros son profesionales

El Día de la Enfermería fue la ocasión para expresar el reclamo. Miles se congregaron el miércoles en el Congreso demandando un reconocimiento que la sociedad ya les otorgó. Quieren ser considerados en igualdad de condiciones que otras profesiones universitarias de la salud en la ley que regula la carrera profesional dentro del sistema público de la ciudad. Por Joaquín Ramírez Souto
Buenos Aires, 23 de noviembre de 2018. La Legislatura local aprobó una norma que deroga la ordenanza vigente hasta el momento y modifica puntos centrales respecto del régimen sanitario local. Impulsado por el oficialismo, el 1º de noviembre se convirtió en ley el marco normativo aplicable a las relaciones entre el Estado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los profesionales de su Sistema Público de Salud. 

Esencialmente, la ley dispone modificaciones sustanciales al régimen que se encontraba en vigencia desde 1986 mediante la ordenanza 41.455, que ha quedado derogada, así como toda otra norma que se oponga a la ley aprobada, según se indica en la web de la Legislatura.

Si bien la norma está orientada a mejorar el sector sanitario desde diversos aspectos, el principal problema es que la propuesta oficialista dejó afuera a licenciados en enfermería y otras carreras como licenciatura en instrumentación quirúrgica o bio-imágenes. Además, la controversia se relaciona a la exclusión de otros trabajadores de la salud y a que se le otorgó al Ejecutivo la facultad de designar y remover a las autoridades hospitalarias. 

En un primer momento, el afán de exclusión se había extensivo a muchas disciplinas que desde hace años formaban parte de la carrera de salud, pero la acción de las entidades gremiales que las representan impidió ese retroceso. Enfermería no estaba en el anterior listado de profesiones universitarias reconocidas y tampoco quiso el oficialismo incluirla ahora, desatando el enojo de los miles de enfermeros que participan diariamente de la actividad de los equipos de salud en la ciudad y el país. Con una paradoja. Desde hace treinta años los enfermeros son considerados profesionales en la provincia de Buenos Aires y en este conglomerado urbano, no resulta extraño que trabajen en una y otra jurisdicción. De un lado del Riachuelo, son profesionales y, del otro, no.

La ley sancionada a principios de noviembre abarca a "los profesionales de la salud que desarrollen servicios con carácter permanente, de planificación, ejecución, coordinación, fiscalización, investigación y docencia, control y gestión de planes, programas y acciones destinados a la promoción, prevención, recuperación y rehabilitación de la salud de la población". Pero, ¿quiénes son estos profesionales?

De acuerdo lo indicado en la web de la Legislatura local, se enumera como profesionales de la Salud en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a médicos, odontólogos, lic. en obstetricia y obstétricas, bioquímicos, lic. en Bioquímica, farmacéuticos, lic. en Física Médica, en Psicología, en Psicopedagogía, en Musicoterapia, en Terapia Ocupacional, en Fonoaudiología, en Kinesiología, fisioterapeutas, Lic. en Nutrición, en Trabajo Social, en Servicio Social, veterinarios, Lic. en Ciencias Antropológicas, antropólogos, Lic. en Sociología, en Biología, en Ciencias de la Educación, en Sistemas de Información para la Salud, en Estadísticas para la Salud y en Ciencias de la Comunicación o Comunicación Social. Pero faltan los licenciados en enfermería, en instrumentación quirúrgica y bio-imágenes. 

Asimismo, la ley "excluye de la aplicación del presente régimen a los profesionales comprendidos en el Escalafón General de la Ley N° 471 y a aquellas profesiones que no estén expresamente incluidas en la presente". De este modo, reduce el escalafón de las enfermeras e instrumentadoras, quienes constituyen una parte fundamental de la atención de los pacientes. No obstante, el jefe de Gobierno, a propuesta del Ministerio de Salud, podrá "incluir otras profesiones con título universitario, de acuerdo con las prioridades de la política sanitaria".

Tampoco atiende la situación de quienes, siendo profesionales de algunas de las especialidades reconocidas y trabajando en atención de pacientes, no hayan ingresado mediante concurso a la carrera. Por caso, empleados del gobierno que se reciben de médicos o farmacéuticos y cubren falencias operativas por falta de personal idóneo pero que tienen todas las habilitaciones legales pertinentes.

Como consecuencia de la aprobación de este proyecto el colectivo de trabajadores y trabajadoras que quedaron afuera de la normativa convocó a un paro y movilización el pasado miércoles 21 de noviembre y la respuesta fue contundente. A propósito de la conmemoración del Día de la enfermera se convocó a todas las personas que han sido afectadas por la medida que tomó el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a través de la nueva ley que rige el sistema sanitario para que puedan manifestar su desacuerdo. Es de esperar que las autoridades revisen sus decisiones. 



Compartir nota en las redes sociales Enviar Imprimir

Dejanos tu comentario